Portada » Esclerodermia

Esclerodermia

Objetivo

Brindar al paciente con Esclerodermia y a su familia, asesoramiento sobre los trámites administrativos que debe realizar ante el sistema de salud para acceder al tratamiento indicado por el médico tratante y sugerencias sobre autocuidado para una mejor calidad de vida.

Fundamentación

La esclerodermia es una enfermedad autoinmune, poco frecuente y crónica, que afecta al tejido conectivo. Se caracteriza por la inflamación y fibrosis de múltiples órganos (piel, aparato digestivo, pulmón, riñón y corazón). Presenta una amplia diversidad de síntomas y características clínicas que se traducen en una gran disparidad en su evolución.

El impacto de esta enfermedad influye notablemente en la calidad de vida del paciente, generando un gran estrés emocional y social por los importantes cambios físicos que produce la enfermedad, incluso de fisonomía.

A su vez en muchas ocasiones, este tipo de paciente debe transitar por varios caminos para lograr acceder a la medicación prescripta por el médico tratante.

El acceso a la cobertura de salud es la llave de acceso al tratamiento y uno de los factores principales del cumplimiento o seguimiento por parte del paciente del tratamiento médico que se le ha indicado. Pero no es el único factor según la OMS, “La deficiente adherencia al tratamiento puede adoptar diversas formas: dificultades para iniciarlo, suspensión prematura o abandono, cumplimiento incompleto o insuficiente de las indicaciones, el que puede manifestarse como errores de omisión, de dosis, de tiempo, de propósito (equivocación en el uso de uno u otro medicamento), la inasistencia a consultas e interconsultas, la ausencia de modificación de hábitos y estilos de vida necesarios para el mejoramiento de la enfermedad y con una acentuada connotación se destaca la práctica de la automedicación”.

Conozca Más Sobre su Diagnóstico
Materiales de Esclerodermia

Programas

Encuentre notas similares aquí

Ir a Arriba