Portada » Fibrosis Quística

Fibrosis Quística

Objetivo

Brindar asesoramiento y contención psicológica a pacientes, familiares y/o tutores de pacientes con fibrosis quística a fin de lograr mayor adherencia terapéutica.

Fundamentación

La Fibrosis Quística (FQ) es una enfermedad genética hereditaria, y uno no puede contagiarse ni puede contagiar FQ a otras personas. Tampoco afecta la capacidad intelectual, por el contrario, los niños con FQ suelen ser muy inteligentes, sumamente creativos y dedicados al trabajo intelectual; muchos de ellos lograrán metas extraordinarias.

Los signos y síntomas de la fibrosis quística varían según la gravedad de la enfermedad. Incluso en la misma persona, los síntomas pueden empeorar o mejorar con el transcurso del tiempo. Es posible que algunas personas no experimenten síntomas hasta la adolescencia o la edad adulta. Las personas que no son diagnosticadas hasta la edad adulta suelen tener una enfermedad más leve y son más propensas a tener síntomas atípicos.

La mejor forma de acompañar a los pacientes durante el tratamiento es comprender la importancia que tiene llegar al diagnóstico temprano y al tratamiento médico adecuado.
Un adecuado tratamiento junto a un abordaje interdisciplinario que incluya educación alimentaria y espacios de contención son clave para lograr una mejor calidad de vida.

Conozca más sobre su diagnóstico

Conozca otros materiales relacionados

Programas

Encuentre notas similares aquí

Ir a Arriba